Sub-cabecera

Citado en el libro "De qué hablo cuando hablo de correr" H. Murakami

sábado, 2 de mayo de 2015

Una ventana de oportunidad. Conferencia de Jesús Fernández-Villaverde

Jesús Fernández-Villaverde. Madrid 29.04.2015
No es la primera conferencia de Fernández-Villaverde a la que asisto aunque sí es la primera con turno de preguntas posterior.
Lamentablemente, con alguna honrosa excepción, no fueron preguntas sino la exposición de una visión personal de la política e incluso rizando el rizo, de la moral. Y dado que la presencia entre los asistentes de Francisco de la Torre - @frdelatorre - había sido hecha pública, la mayoría de las preguntas/opiniones se enfocaron a los impuestos de Sucesiones y Patrimonio y la posibilidad de implantarse en Madrid, repito: Madrid.
No olvidemos, que la charla versaba sobre el reto que supone la modernización de la economía española.

Me acordaba - mientras me impacientaba - de las palabras de Antonella Broglia, (Ashoka) en el Senado: "sed generosos para que muchos puedan preguntar". Pues eso. Que no.

Jesús organizó su conferencia - cuando escuchas a un economista-docente puedes tomar apuntes de una forma la mar de estructurada - con tres preguntas:

1) ¿Por qué ha vuelto a crecer España?
2) ¿Por qué estoy preocupado?
3) ¿Qué podemos hacer para evitar errores del pasado?

Como veréis, ésta es una entrada puramente económica, pero no os desalentéis, si alguien tan profano en el tema como yo, ha logrado sacar unas cuantas ideas claras, es que el ponente es sumamente pedagógico.


1) Crecimiento: fuentes de la recuperación.

- En primer lugar cita la máxima que dice que las economías de mercado, ya sea por precio o calidad, terminan ajustándose. La relación salario/productividad en 2008 se había disparado hasta el 118%, en la actualidad estamos en 103%. Una economía que funciona bien, lo hace en 1 año. España empleó 6.

- Rescate Europeo. Así de tajante se muestra JFV. El BOE de 10 de diciembre de 2012 muestra que España firma memorando de entendimiento UE-ESP. Esto permitió empezar a reorientar el sector financiero tras el fallido proyecto de fusiones de cajas de ahorros, lamentablemente fue en 2012 en lugar de en 2008.

- Bajada de costes de financiación. En 2012, España se financiaba aproximadamente al 8%. El 26 de julio Mario Draghi  realizó el famoso anuncio: "El BCE está preparado para hacer lo que sea preciso para preservar el euro, creedme será suficiente". Desde ese momento empezó la mejoría y en la actualidad nos financimos al 1.75%

- Depreciación Euro vs Dólar que favorece nuestras exportaciones.

- Precio del petróleo. Si bien el origen de la crisis no está en la subida de los precios del petróleo, no es menos cierto que su incremento no ayudó en nada, especialmente a un país tan dependiente como España.


2) Problemas pendientes.

- Mercado de trabajo:
Sin palabras.

Dos enfoques, desde la EPA


Nº de Ocupados (millones)
2002= 16.5 >>> (burbuja) >>> 2007= 20.75 >>> (recesión) >>> 2012=16.95 >>> 2015=17.5

Nº de Parados (millones)
2006= 1.77 >>> (recesión) >>> 2012= 6.28 >>> 2015=5.44

El paro en 2006, en pleno pico de burbuja y creciendo a todo trapo, seguía cercano a los 2 millones de personas. Con la recesión y aún considerando la emigración, tanto de nacionales como extranjeros residentes "produjimos" 4.5 millones de desempleados en 6 años. Ningún país con recesión similar genera ese volumen de paro. Una de las causas, a  juicio de JFV es que el ajuste en España no comenzó hasta 2010.
Hay otra característica  preocupante en estos datos de la EPA: la elevada tasa de temporalidad es una auténtica desgracia para trabajadores, empresarios y para el futuro de nuestras pensiones. No hay incentivos para invertir en formación de trabajadores, ni en aumentar la productividad o implicación del trabajador y retrasa decisiones fundamentales como la de tener hijos (tasa fertilidad ESP =1.36).

- Sector exportación:
España debe 1 Billón de € al resto del planeta; 1 billón que nos está siendo financiado.
Frente a esto, el único remedio es vender más de lo que compramos, es decir, no importa la política económica que se haga, si no pasa por reducir nuestra exposición a la deuda exterior.
Y para entender por qué el sector exportación es preocupante, nos mostró este gráfico.


- Nuestras Cuentas Públicas:
De un déficit del 5.83% en 2013, hemos pasado al 6.79% estando en recesión. Aunque crezcamos al 3-4% el déficit seguirá siendo de 4,5% del PIB.
Es decir, aunque España no emitiese un solo euro de deuda y creciésemos al 3%, tardaríamos décadas en saldar las deudas. Para JFV las culpables de semejante panorama son las CCAA, su sistema de gasto y fiscalidad, que distorsionan mucho y recaudan poco.

- La Educación:
En 2015 la economía es pensamiento abstracto, es innovación tecnológica en red, y no, no estamos preparándonos para esto. En el año 2011, el 35%  de los españoles - ver gráfico en politikon - no tiene más que estudios básicos (primaria y secundaria). El 35% frente al 18% media de la OCDE. Y por si esto no fuese suficientemente desalentador, no nos reciclamos. No seguimos formándonos a lo largo de la vida en porcentajes inasumibles a día de hoy.

El último y quizás más inquietante de los motivos de preocupación, el "Elefante blanco" es la productividad.

- Productividad total de los factores.
La expresión "elefante blanco", viene según la wiki, de algo que hacían los antiguos reyes tailandeses. Cuando no estaban contentos con algún súbdito, le hacían un regalo valiosísimo, un elefante blanco, un animal sagrado y símbolo del prestigio real. Así, el súbdito se veía obligado a aceptar un "honor" que le costaba mucho en manutención y le obligaba a permitir las visitas de todos aquellos que deseasen venerarlo. El regalo, acababa en muchas ocasiones, arruinando al súbdito caído en desgracia.

Pues resulta que desde 1990 trabajamos más y tenemos más capital... para producir menos. Así de demoledores son los datos. No somos productivos porque, a juicio de JFV, "no asignamos los recursos de manera efectiva". Asignamos MAL y cada vez lo hacemos peor, al menos, desde 2007 (España= rojo; Francia= azul; Italia= verde; Alemania= negro, Reino Unido = morado; EEUU= amarillo discontinuo))


3) Good News

Tenemos las causas que nos están permitiendo crecer, también los peligros de lo que no hemos hecho o hemos hecho mal y... tenemos buenas noticias.
Hay una ventana de oportunidad de aproximadamente 4-5 años. Durante este tiempo, los tipos de interés bajos, la financiación asequible, el petróleo dentro de un orden, el euro depreciado y el crecimiento moderado pero firme de la economía mundial, nos darán un balón de oxígeno que nos permitirá acometer aquellas reformas pendientes y necesarias para afianzar nuestra economía
Estas reformas pasan por una mejor desregulación y unidad del mercado, eliminación de barreras de entrada a la competencia, mejora de la calidad empresarial y apostar definitivamente por la educación y el I+D+I.
Así pues, no caigamos en la complacencia del "ya lo hemos hecho todo" ni olvidemos que la gente responde a incentivos, concluye JFV, porque volverán los tiempos malos y tenemos un 100% de deuda pública y un 100% de deuda exterior.

De la ronda de preguntas y respuestas de la que hablé al comienzo de este post me quedaron dos ideas bastante potentes y claras:

a) Europa no va a perseguirnos para que hagamos los deberes pendientes. Son reformas llamadas "micro", que resultan difíciles de vender a la opinión pública y solo tienen efecto a largo plazo. No serán un reclamo para nadie en periodo electoral, así que seamos sinceros y aspiremos a que los partidos sean capaces de pactar cuestiones desagradables e ineludibles.

b) Tal y como están las cosas, necesitamos ahorrar 6 puntos de PIB. Optimizando y mejorando el funcionamiento de la administración, se pueden ganar 2. A juicio de JFV hay que lograr recaudar 2 o 3 puntos más si queremos mantener nuestro estado de bienestar. Y si no es así, digámoslo claramente a los ciudadanos.

Quizás entremos en una nueva etapa en España, pensaba mientras caminaba de vuelta al Metro. Quizás, eso que hace el resto de los europeos y que nos ha sido siempre ajeno, deje de serlo. Quizás tengamos que prepararnos, partidos y ciudadanía, y aprender a pactar. A llegar a acuerdos, a ceder, a ser generosos con el uso de la palabra y las expectativas. Creo en el valor del consenso, lo he dicho muchas veces, porque es la única forma de poner en marcha medidas a largo plazo y porque responsabiliza a todos los que intervienen. Y eso, me parece, es bueno.

13 comentarios:

  1. Elena, leyendo tu entrada he anotado algunos puntos que quizá completen tu buen resumen:

    - Al hablar del crecimiento del paro con la crisis y de que el ajuste no comenzó hasta 2010, JFV destacó la irracionalidad de que los salarios de los trabajadores siguieran aumentando en 2008 y 2009.
    - El billón de euros de deuda exterior (pública y privada) es el saldo neto.
    - JFV criticó que el déficit público fuera a ser del 4,5% en 2015 cuando el crecimiento permite otra política económica, especialmente al considerar lo que comentas luego.
    - Al hablar de las reformas educativas, JFV destacó entre todas la necesidad de mejorar la calidad de los profesores.
    - En relación con la mala asignación de los factores productivos subrayó el papel de las rigideces (regulaciones, injerencias…) en la economía española. Creo que fue ahí cuando habló del juez de Uber y del título de Zidane.
    - Al referirse a los pactos entre partidos —para legislar establemente sobre las reformas necesarias para la productividad— dijo que los veía factibles entre tres de los cuatro partidos que encabezan las encuestas.
    - El escribir que necesitamos ahorrar 6 puntos de PIB quizá confunda. Entendí que, según JFV, sólo podremos dejar de gastar un 2% mejorando la eficiencia de las AA.PP. Como el resto del gasto público significativo (intereses, defensa, judicatura, pensiones, sanidad y educación) está ya recortado, para eliminar el déficit público hay que recaudar 3-4 puntos más si se desea mantener el «estado del bienestar» actual.

    En la línea de JFV, Alberto Artero y Ángel Laborda defienden ideas similares sobre nuestra situación económica. Por su lado, Carlos Sánchez resalta también el papel que van a tener los pactos entre partidos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu aportación José. Creo que con eso ya no queda nada en el tintero.
      Un saludo cordial

      Eliminar
    2. De nada.
      Respecto de productividad, intervencionismo y corrupción, Pablo Pardo aporta hoy su granito de arena.

      Eliminar
  2. Anónimo5/5/15 11:10

    Sra. Alfaro,

    Falsea Vd. la realidad o no se enteró de nada. Yo estaba presente y escuché la pregunta, que por cierto se hizo en términos de absoluto respeto al ponente, y vino a colación por la recomendación del ponente en relación con el fomento del ahorro. Se habló del programa de Ciudadanos, a nivel autonómico, aprovechando que estaba el "mejor inspector de hacienda de España", según el ponente, que casualmente es el redactor de dicho programa en el ámbito fiscal. Y al respuesta fue patética, a la vista de los nervios del ponente y sus respuestas… Todo el auditorio lo percibió.

    Además, no comenta Vd. nada de la crítica del ponente a la Comunidad de Madrid por su déficit. ¿Nada que decir de algunas que han doblado el déficit? ¿Cómo es posible que se le olvidara al ponente?¿Quién hablo de Madrid? Jesús Fernández-Villaverde, y eso que era una conferencia sobre España.

    Muchas gracias.


    ResponderEliminar
  3. Anónimo5/5/15 11:24

    El comentario anterior, dice la verdad, Elena. Yo también estaba y fue así. Jesús no estuvo nada fino y mostró su lado más prepotente y altanero. Además de muy teórico, y no sólo con esa pregunta que tan inquieto lo tiene, la anterior cuestión que le hicieron, en relación con la demografía, también tuvo una respuesta lamentable. Qué le vamos a hacer, pero hay cosas que muchas veces dependen de las percepciones, y te aseguro que la percepción general de la conferencia de Jesús, al que yo tengo gran aprecio, fue de decepción mayoritaria.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo5/5/15 13:19

    Escribo en mi calidad de asistente a esa conferencia. Debo decir, que Villaverde es un gran conferenciante, con gran dominio de la escena y poseedor de numerosos datos provenientes de diferentes fuentes. No obstante, vi 2 Villaverdes distintos: uno, antes de que fuera formulada la pregunta sobre impuestos, y otro Villaverde después de que se formulara esa pregunta, en que se mostró visiblemente nervioso, nada convincente en su débil respuesta y, en mi modesta opinión, incoherente respecto a lo expuesto previamente en su conferencia. Así como me gustó el primer Villaverde, me decepcionó enormemente el segundo.

    En cuanto a tus comentarios, Elena, permíteme manifestarte lo siguiente: ¿¿¿¿de verdad no procede una pregunta sobre impuestos en una conferencia sobre la modernización de la economía en España en la que se habla de las cuentas públicas y del déficit???? Perdóname, pero me has dejado a cuadros.¿¿¿¿Es que los impuestos no tienen nada que ver con la economía, el déficit y las cuentas públicas????

    Por otro lado, querida Elena, yo he asistido a innumerables conferencias en la Fundación Rafael del Pino. Una de las características de esta Fundación es su defensa de la libertad, que incluye la de los asistentes a formular sus preguntas como consideren conveniente (siempre y cuando se guarden las formas y no se alejen mucho del tema). Es muy frecuente y respetable que quien pregunta haga una breve exposición de su visión personal antes de formular la pregunta. Tu crítica a determinadas preguntas rezuman un tufillo de intolerancia y de pensamiento único, además de una falta de respeto a quienes las formularon, personas ellas de reconocido prestigio y con mucha más experiencia que tú. Todo ello lo percibí cuando yo hablaba con Francisco de la Torre, estando tú presente, al finalizar la conferencia. Tus reacciones, con cierto tono despectivo, a mis comentarios demuestran que tienes un serio déficit de humildad y que careces todavía de experiencia. Parece que sólo aceptas aquellas preguntas que tú quieres oir. Y parece que las cuestiones de moral te producen una cierta urticaria. No olvides que muchos pensadores consideran que la crisis económica tiene parte de su origen en una grave crisis moral. Por cierto, que Francisco de la Torre, a quien pareces admirar, defendía el Impuesto de Patrimonio aduciendo que en Suecia también se aplicaba. Pues bien, en Suecia este impuesto se eliminó en 2007. Preocupa que un inspector de Hacienda, que está colaborando en el programa económico de un partido político, esté tan alejado de la realidad. Como lo están tantos teóricos de la Universidad, lamentablemente,y que como los inspectores de Hacienda , no han creado un puesto de trabajo en su vida. Y cómo tú, que parece que ignoras que hay muchos conferenciantes que, no siendo economistas docentes sino emprendedores y ejecutivos de la economía real, estructuran muy bien sus intervenciones, porque en su vida profesional el orden y el rigor son fundamentales para no arruinarse, lo que no ocurre con los inspectores de Hacienda ni con los docentes que cobran del erario. Un saludo,

    ResponderEliminar
  5. Ante todo, Anónimos 1, 2 y 3, muchas gracias por tomarse la molestia de leer el post. Si se fijan en el resto del blog, cosa que seguro han hecho, verán que éste no es ni mucho menos un blog económico ni pretende serlo.
    El tono general suele ser amable y el trato respetuoso. Es una norma que no había sido necesario explicitar hasta ahora, afortunadamente, y creo que nunca he borrado ni censurado un comentario.
    Así que, bienvenidos a esta casa que es la suya, y a sus escasísimas normas.

    Permítanme la libertad de contestar a los Anónimos 1 y 2 en un mismo comentario, espero que sabrán disculparme.

    Anónimo 1:
    Presuponer que falseo la realidad es cuando menos, aventurado. Puedo haber interpretado cosa distinta a la suya, puedo haber cometido omisiones, puedo haber escuchado mal, incluso, como ud insinúa, puedo no haberme enterado de nada, pero tenga por cierto que no falseo la realidad.
    De hecho creo que esas primeras líneas y mis elucubraciones finales al caminar, son lo único que ha salido de mi cabeza. Con el resto, tan solo traté de transmitir a las personas que leen este blog, una idea sencilla de lo que allí nos contaron. Y como es evidente, no todo el auditorio percibió lo mismo que ud. Yo ignoro si alguien percibió lo que he contado porque desconozco la opinión del resto. En cualquier caso, le admito la posibilidad de error por mi parte.
    No le admito sus primeras palabras.
    Y además da igual, no es lo que yo perciba lo que tiene el menor interés, son las palabras de JFV las que merecía la pena escuchar, y he sido todo lo fiel que he podido a lo que escuché y anoté. Otro lector en los comentarios ha añadido otros puntos que yo pasé por alto o no incluí, completando la exposición.

    Anónimo 2:
    Fui a escuchar al sr F-V por su faceta de economista: su forma de ser, que desconozco, no es relevante para mi.
    Respecto a la percepción general a la que alude, me remito a lo dicho antes y añado un detalle: este no es un blog de crítica, cuando lo que tengo que decir es desagradable y no es útil, ni sirve para nada, simplemente no lo publico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tomé más notas en la conferencia, pero el resumen de Elena me pareció bien en espera del vídeo.
      Discrepo de las opiniones sobre nerviosismo y prepotencia. JFV eludió responder allí una pregunta que era más bien para FdlT. Como el tema debió de parecerle importante, lo ha tratado luego en NeG.
      Respecto de las introducciones de alguno a sus preguntas, sólo diré que Sainz tuvo que cortar el coloquio a las 20:30 sin que pudiera hacer la mía.

      Eliminar
  6. Demostenes5/5/15 15:57

    Yo no pude estar en la conferencia, y no por falta de ganas precisamente. Así que no puedo dar mi opinión sobre si el ponente estuvo más o menos acertado o nervioso. Eso que vaya por delante. Sin embargo si que leo aquí algunos comentarios que me resultan chocantes.

    Por ejemplo, uno de los comentarios anónimos menciona algo que Elena no hace, un cierto nerviosismo de Fernandez Villaverde al hablar de impuestos, que "Todo el auditorio lo percibió". Bueno, todo el auditorio excepto Elena, aparentemente. Lo siento, pero no puedo dejar de leer eso como "Esto es lo que yo creo y asumo que todo el resto del auditorio piensa como yo". Que ya es mucho asumir, en mi humilde opinión. En mi experiencia, suele ser un mal indicador sobre el punto de vista del hablante, aunque al no haber estado allí, puedo estar equivocado.

    Otro de los comentarios habla de "tufillo a intolerancia" en la opinión de Elena de que algunas preguntas no fueron tales sino exposiciones personales, o quizá no del todo relevantes. Pues hombre, no. Intolerancia no es, y para discutir esto no necesito haber estado presente en ningún sitio. Intolerancia es cuando a uno no le dejan hablar y le excluyen de la discusión. Aquí cualquiera puede tener opinión, incluso sobre las opiniones de los demás, y el que uno pueda decir lo que le de la gana no implica que a los demás tenga que gustarle o que le tengan que dar la razón. De hecho, para eso está el blog de Elena, o el de cualquier otra persona: para que ella de su propia opinión. Y para eso están los comentarios, para que los demás podamos aportar la nuestra, a favor o en contra.

    Decir que estar en desacuerdo, o pensar que una pregunta no es procedente es ser intolerante me parece tener una percepción bastante distorsionada de qué es un dialogo entre personas razonables y sensatas con puntos de vista diferentes. Siguiendo esa misma lógica, y al hablar despectivamente de la visión de Elena de la conferencia, ¿no estaría siendo el autor del comentario intolerante él mismo? ¿O es que se trata de ese particular tipo de lógica que sólo se aplica a los demás?

    Si además ya va acompañado de frases como "tienes un serio déficit de humildad y que careces todavía de experiencia" me parece que queda bastante claro. Evidentemente el autor de ese comentario en particular tiene en muy alta estima su propia capacidad de diálogo, por ejemplo para debatir sin caer en ataques personales, a pesar de que por desgracia no lo esté demostrando en absoluto en este caso.

    Por favor, mantengamos los comentarios dentro de la cortesía. No se trata de que estemos siempre de acuerdo con lo que se publique aquí, sino simplemente de mostrar nuestro desacuerdo, si es el caso, con respeto. Creo eso no es ni pedir un imposible ni ser intolerante con nadie.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo 3
    Nada que añadir a sus dos primeros párrafos, es su opinión absolutamente respetable.

    En el tercer párrafo, Anónimo 3, le he situado gracias a la alusión que hace. Me gustaría aclarar, que esas reacciones despectivas que comenta, si la memoria no me falla, se limitaron a que me reí, y ante su mirada, le aclaré que me reía porque mientras esperaba mi turno, había escuchado más veces las mismas preguntas.

    De esa risa se ha derivado: tufillo, intolerancia, pensamiento único, falta de humildad, de respeto, urticaria por la moral, admiración por el sr De La Torre etc. Nada que añadir. Es su opinión y no voy a comentar ni una palabra más al respecto.

    Pero fíjese, ha podido ud decir todo eso de forma anónima, sin despeinarse y sin que su comentario haya sido censurado o eliminado. Bienvenido a mi blog que, repito, es por ahora también el suyo.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo5/5/15 17:57

    Querida Elena:

    1. He hecho esa alusión para que me sitúes, así que me alegro de haber acertado. Quizá no me he expresado bien: lo que quería decir es que tus comentarios en este blog sobre algunas preguntas que se hicieron corroboran la impresión que me causaste "en vivo". Ha pesado más en mi juicio lo que has escrito aquí que tu reacción, que fue algo más que una risa: fue un intento de cortar lo que yo estaba diciendo como si fuera irrelevante. Quizá sea sólo una percepción mía. No recuerdo, por otro lado, que me explicaras el motivo de tu risa.

    2. Permíteme que insista: hacer una pregunta sobre impuestos en una conferencia sobre la economía en España es, no solamente adecuado y propio, sino que de no haberse mencionado, la conferencia hubiera quedado coja. ¿¿Cómo dices que hacer una pregunta sobre impuestos es hacer una exposición personal de la política?? (Enfatizas, como negativo, que se mencionó un impuesto de Madrid: me parece muy lógico que se plantee la inconveniencia de reintroducir un impuesto que sólo está bonificado al 100% en Madrid, comunidad que demuestra que la reducción de impuestos no está reñida con la reducción del déficit; al contrario que Andalucía y Extremadura que, teniendo el IP más alto del mundo, duplican su previsión de déficit). Si tenemos 17 autonomías con 17 políticas fiscales diferentes, es difícil hablar de España en su conjunto en materia fiscal, ¿no crees?

    3. Calificar de lamentable dos intervenciones de dos profesionales de prestigio, uno de ellos reconocido periodista y ex director de prestigiosas publicaciones económicas como Expansión y Actualidad económica, me parece cuando menos un atrevimiento por tu parte. A mí me gustó mucho la intervención de García-Hoz, me pareció muy oportuna y apropiada para esa conferencia y le felicité al terminar.

    4. Insisto, me preocupa que pienses (según deduzco de tus palabras) que sólo los economistas docentes son capaces de pronunciar una conferencia estructurada. Me remito a lo que te digo en mi primer comentario, añadiendo que, como estudiante universitario y de post grado que fui, pude comprobar en muchas ocasiones que el hecho de ser docente no es garantía de capacidad didáctica, ni mucho menos. De hecho, he aprendido mucho más de personas que trabajan en la economía real que de algunos docentes que nunca han salido de la universidad. Villaverde es una gran comunicador, sin duda, además de tener una buena cabeza, pero adolece de una gran prepotencia según se desprende de sus respuestas a comentarios de su blog que rayan en algunos casos en la mala educación. Es un docente universitario, un teórico, que nunca ha trabajado en la empresa. Y eso es una carencia, como la de los políticos que sólo han trabajado en política.

    5. En cuanto a la humildad, querida Elena, es una virtud que adquieren con el tiempo algunas personas inteligentes. Seguro que tú eres inteligente, pero todavía te falta tiempo.

    Tómate mis comentarios, no como críticas, sino como consejos. Un saludo,

    Anónimo 3
    PD Espero haber aclarado también a Demóstenes sus dudas o malinterpretaciones a mis comentarios.

    ResponderEliminar
  9. Hola a todos: Creo que el comentario es un resumen bastante fiel de lo que se dijo. Yo fui a escuchar a Jesús Fernández-Villaverde porque es uno de los mejores economistas españoles. Con independencia de eso, somos amigos desde hace muchos años: fuimos juntos a la Universidad y al servicio militar (somos antiguos alféreces de caballería). Esa amistad es la razón de los elogios en la conferencia.
    Yo quería aprender y no ser protagonista ni robar tiempo y atención al ponente. Por eso es una lástima que las preguntas y críticas me las quisiesen hacer a mí y no a Jesús. No era el momento ni el lugar para contestar. Si quieren múltiples respuestas pueden leer las larguísimas entrevistas en www.sintetia.com y respecto del impuesto de sucesiones, publico una descripción completa de la propuesta y su justificación el viernes en el suplemento jurídico de El Economista, Iuris.
    Por lo demás, por favor no disparen al economista, Jesús, ni a la que ha resumido, Elena... No tiene ningún sentido.

    ResponderEliminar
  10. Anónimo6/5/15 11:12

    Buenos días, Francisco: lo que no tiene ningún sentido es pretender reinstaurar un impuesto que obliga a pagar a unos herederos por recibir un bien por el cual ya se pagó impuestos. O un impuesto, como el de Patrimonio, que obliga a pagar por segunda vez por algo que es lo que le queda al contribuyente después de haber pagado impuestos. Ambos son impuestos retrógrados, que desincentivan algo tan necesario como el ahorro. Y en el caso del IP, un impuesto que no existe en ningún país de nuestro entorno, la mayoría de ellos más desarrollados que nosotros. Sólo se aplica en Francia (y así les va) y no en Suecia, como me dijiste. Es importante que, a la hora de diseñar una política fiscal, estemos bien informados de lo que ocurre en otros países, y no lo hagamos con información "caducada" desde hace 8 años.

    Por otro lado llama la atención que, a la hora de proponer la reintroducción de estos impuestos, los políticos que lo hacen sugieren un mínimo exento que, por lo general, supera el patrimonio de estos políticos, con lo que ellos se libran del pago.

    En cuanto a la reintroducción del IP en Madrid como elemento de control.....¡Qué obsesión por el control en los políticos de hoy! Me decía un taxista el otro día, que con Franco estábamos menos regulados y había más libertad en el día a día. Y no pude menos que darle la razón: con Franco, el ciudadano de a pie que no se metía en política era más libre en su vida cotidiana que ahora. Al paso que vamos, dentro de poco tendremos que pedir licencia hasta para ir al cuarto de baño, ¡y sin tener la seguridad de que nos la concedan, dependiendo del tipo de residuo que desechemos!

    Un saludo,
    PD Ten la tranquilidad de que en ningún momento percibí que fueras el protagonista de la conferencia de Jesús.

    ResponderEliminar

Share This