Sub-cabecera

Citado en el libro "De qué hablo cuando hablo de correr" H. Murakami

lunes, 22 de febrero de 2016

A mi hija, África

Por: Autor invitado

A mi hija África, llena de una especial "cositividad".

Tener una hija con síndrome de Down no te hace más fuerte ni mejor persona, solo te hace ser más consciente.
Más consciente de que hay gente a tu lado y a tu altura a la que amar y respetar.
Más consciente de que cada sonrisa, sea de tu hijo o de quien sea, es algo maravilloso.
Más consciente de que cada paso, tarde lo que tarde en darse, lo dé quien lo dé, es un logro, un éxito que celebrar.
Más consciente de que besamos poco y casi siempre se nos olvida decir "te quiero".
Más consciente de que no hay que presuponer nada en esta vida.
Más consciente de los pequeños detalles, porque nunca son pequeños.
Más consciente de que no hay prisa, porque ellos van más despacio y siempre llegan.
Más consciente de que un corazón roto se puede arreglar.
Más consciente de que todos necesitamos a alguien.
Más consciente de que tener mucha razón, no te da la razón.
Más consciente de que todos tenemos un grado de "cositividad".
En definitiva, más consciente de que la vida es algo maravilloso, porque nos permite ser conscientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Share This