Sub-cabecera

Citado en el libro "De qué hablo cuando hablo de correr" H. Murakami

lunes, 13 de enero de 2014

Una entrevista instructiva. El hombre o la institución

Esta noche he estado muy pendiente de la entrevista que Ana Pastor le ha realizado al Excmo Ministro José Ignacio Wert.
No voy a hablar de temas relacionados con la educación, ni siquiera con los libros de texto. No lo voy a hacer porque ha confirmado todo lo que ya sabía y he escrito tantas veces.

La entrevista comienza con un "mea culpa", en el minuto 21:30 del vídeo enlazado, el ministro reconoce que "una de las enseñanzas de estos 2 años en este nivel de exposición, es que hay que huir de esas situaciones en las que precisamente, uno se hace todavía más visible de lo necesario" "creo que es lo que he hecho peor a lo largo de estos dos años y tengo el firme propósito ... de evitarlo"



Parecerá extraño, pero de todo lo que le he escuchado decir, esas frases han sido quizás, las que más graves me han parecido.

No saber eso, siendo ministro en ejercicio, tiene consecuencias muy serias, (nombrado persona non grata por 9 asociaciones y sindicatos de la enseñanza) y para los ciudadanos, al menos una, muy evidente: una ley que es peor de lo que podría ser, por el solo motivo de no haber sido capaz de concitar apoyos y mejoras. Porque él ha estado en el centro de la polémica y ha sido objeto de agrios debates con sus comentarios e ironías erradas y mal interpretadas, provocando todo tipo de animadversiones.
Algo así debería vacunar a todos aquellos que fueron y serán ministros, de intentar ser más famosos que la cartera que ocupan.

Un ministro, no es un líder, no es ése su trabajo y cuando por acción u omisión logra que la atención se centre en su persona y no en los temas a debate, no está cumpliendo bien su función.

Cuando lo escuché, recordé algo que dijo un señor al que acababa de tirar al suelo un empujón de alguien desconsiderado.

-¡Uy, perdón, ni siquiera me había dado cuenta!
Él muy serio respondió:
-Y eso es lo realmente grave. Que ni siquiera se había dado cuenta...

2 comentarios:

  1. A mi personalmente la entrevista no me gustó demasiado porque en mi opinión Ana Pastor no estuvo brillante. Demasiadas interrupciones al entrevistado me dejaron la sensación de que una cosa es ser incisivo y otra lo que hizo ayer la entrevistadora. Entiendo que quisiera que no se le fuera vivo, pero en algún momento rozó la pedantería que tanto criticaba del ministro.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo19/1/14 8:48

    JL, yo no lo hubiera expresado mejor

    ResponderEliminar

Share This